Medios y noticias

You are here

Un innovador sitio web se propone convertirse en el mundo virtual para niños más seguro de Internet
24 de octubre de 2005

 

KELOWNA, British Columbia.- Con una excelente recepción, se anuncia el lanzamiento de un nuevo parque de juegos virtuales en el que los niños pueden divertirse e interactuar, cuyo pilar fundamental es la seguridad de los niños.

 

Club Penguin (www.clubpenguin.com/es) es un divertidísimo mundo virtual habitado por coloridos pingüinos animados.

 

Los visitantes de Club Penguin eligen un pingüino, le otorgan una identidad y exploran, interactuando con otros pingüinos a través de charlas, mensajes de texto, juegos y tarjetas de felicitación. Los jugadores pueden utilizar iconos para expresar sus emociones y pueden hacer que su pingüino realice diversas acciones como saludar con la mano, bailar o arrojar una bola de nieve.

 

Club Penguin ha sido diseñado para niños de entre 6 y 14 años de edad, pero está abierto a niños de todas las edades.

 

"Conversar y jugar online son las dos actividades más populares entre los niños, pero la mayoría de los productos del mercado están dirigidos a adolescentes o adultos", remarcó Lane Merrifield, ejecutivo de Club Penguin. "Como padres de niños pequeños, queríamos incorporar juegos, chat seguro y la posibilidad de interactuar socialmente de un modo diferente, y por eso creamos un mundo virtual divertido que ellos pudieran visitar con nuestra total tranquilidad", concluyó.

 

El sofisticado sistema de filtrado de Club Penguin ofrece a los padres una tranquilidad sin precedentes al proporcionarles uno de los entornos de charla en línea más seguros del mercado.

 

"Ya hemos diseñado un sistema de chat abierto que detecta malas palabras y comentarios inadecuados, y además tiene la particularidad de interpretar códigos y detectar ciertos métodos ocultos que los jugadores a veces utilizan para atravesar el filtro y amedrentar u hostigar a otros participantes", agregó Merrifield.

 

A pesar de que el filtro se actualiza constantemente, y detecta más del 95 por ciento de las palabras o mensajes inaceptables, Club Penguin ha llevado su compromiso por la seguridad de los jugadores un paso más allá contratando moderadores que supervisan lo que sucede y se ocupan de las denuncias de mala conducta.

 

Se incentiva a los jugadores a que jueguen limpio y se protejan a sí mismos, y aquellos que tengan un comportamiento inadecuado pueden ser silenciados o restringidos.

 

Para los jugadores más jóvenes, Club Penguin ofrece mayor protección al permitir que sus padres determinen cuánto pueden interactuar.

 

Aquellos padres que eligen el modo de Chat simple obtienen lo mejor en materia de seguridad online. Esta opción "a prueba de balas" limita lo que los usuarios pueden decir a un menú predefinido de saludos, preguntas y frases, así como iconos, postales y otras acciones.

 

En Club Penguin se puede pasar por la Cafetería para conversar con otros pingüinos o jugar al Mancala; visitar la Pista de patinaje, encontrarse con amigos para bailar en la Disco o pingüinear hasta el Muelle para jugar a los Saltos acuáticos, un juego en el que debes sortear todo tipo de obstáculos mientras te deslizas por el agua detrás de una lancha.

 

Dado que Club Penguin no necesita descargas, puede se puede jugar con cualquier tipo de conexión a Internet y no presenta riesgos de virus para su equipo.

 

Y mientras los usuarios se divierten jugando y explorando, desarrollan habilidades muy importantes en materia social, informática y en el manejo del dinero.

 

"Queremos que los niños que visitan Club Penguin se responsabilicen por el mundo virtual y aprendan el valor de actuar correctamente. Así, por ejemplo, cuando realizan acciones buenas y ayudan a los demás, ganan monedas virtuales que pueden ahorrar y usar para comprar ropa y accesorios para sus pingüinos, así como muebles y otros artículos decorativos para sus iglús", explicó Merrifield.

 

Para obtener más información, contactarse con:

 

clubpenguinmedia@disney.com